¿QUIEN QUIERE LA GUERRA?


movies_hbp_3rdtrailerhd_124

Una vez más sobre el mundo se cierne la sombra de la guerra. Algunos aducirán que es una guerra “justa” como si hubiera alguna guerra que lo fuera. Se teme una “guerra grande” como si la desgracia tuviera un tamaño.

Si uno mira el mapa, verá que está signado por muchos puntos rojos que significan guerra y que juntos hacen una hoguera inmensa que puede consumirnos a todos.

Los que quieren la guerra, siempre han sido los mismos: traficantes de armas, poderes ambiciosos, creencias “religiosas” extremas y toda esa caterva que hunde sus raíces en el fango sangriento de una historia de muerte y destrucciones.

Los que quieren la guerra a veces gritan consignas y otras se esconden en torres de cristales tintados para hacer de Marte su dios único y después enviar palomas de la paz artilladas. Los que quieren la guerra son los mismos que siempre la han querido por lucro personal.

Barcos, aviones, misiles, bombas, fusiles y napalm: parafernalia que envidiaría el autor de un holocausto final donde hasta el guión arde dejando como rastro una voluta de humo.

Miserable ganancia de los que creen que la guerra es un negocio más que ellos alientan. Miserables, porque trafican con la muerte, envuelta en las banderas que son como sudarios.

La Tierra, devastada, poblada de cadáveres, sigue su viaje eterno y allá lejos, en las inmensidades el Hacedor del Mal, sonríe y agradece a los que ya no son ni están, pero quisieron e hicieron la guerra.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios en “¿QUIEN QUIERE LA GUERRA?”

  1. Manolo, hace más de 15 años se discutía si las Naciones Unidas debían intervenir en Ruanda. Un país soberano que no tenía en ese momento explotación petrolera y sus diamantes no eran tan atractivos como los Sudafricanos, es decir, no había razón para que las potencias gasten dinero en intervenir en un país.
    Afortunadamente Bill Clinton no era tan irracional como sus predecesores. Demoraron 4 días, si solo 4 días.
    Me recuerdo aquella frase histórica de la secretaria de Estado de EU que decía que había pero no había genocidio y citaba leyes internacionales y que no podían intervenir hasta que el propio Gobierno ruandés lo pida y acepte que hay genocidio.
    1,5 millones de personas murieron a machetazos en 4 días. No solo los asesinaron, sino que fueron exterminados a machete limpio.
    No se si leyeron las mismas notas que yo, pero el ataque químico generó 1.500 víctimas, es decir, ¡que murieron!, en un solo ataque. La tercera parte de los fallecidos en las torres gemelas, un 5% de los fallecidos durante el terrorismo de Sendero Luminoso.
    Y digo un solo ataque porque este ocurrió en la capital, desde hace dos meses el Gobierno está atacando a los rebeldes con armas químicas en provincias. Imagínense si en un solo ataque mueren 1.500, cuántos han muerto en 60 días. Ya hay 2 millones de refugiados, es decir el equivalente al 8% de la población del Perú.
    Gobiernos soberanos una mierda, el que asesina no tiene justificación, sea del bando que sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s