NO ES LO MISMO TENER CALLE QUE ESTAR EN LA CALLE


 

 

Hay quienes confunden los términos y creen que son muy vivos cuando en realidad las moscas se paran encima de ellos y ni se dan cuenta (ellos, no las moscas).

Estamos viendo demostraciones de esto y sin embargo los aludidos ni siquiera reaccionan y siguen como dicen que hacen los rinocerontes: de frente. Parece que sufren de igual cortedad de vista. Viven tan confiados en los poderes de sus coartadas y en una astucia personal supuesta, que se sienten por encima de todos los demás.

Así pasa hasta que de pronto se dan cuenta de la diferencia, llamémosle semántica, vanamente, porque la realidad los arrolla: ¡estaban en la calle!

Pero a pesar de los ejemplos, no se aprende. Se sigue circulando y solo escuchan los aplausos; vítores interesados que enmascaran señales de peligro.

Allá van: están en medio de la calle y se creen muy vivos pero un triciclero distraído se los lleva de encuentro. Después viene el silencio. Se acabó la función y el público, sin aplaudir, sale. 07

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s