¿EL MUNDO CONOCIDO?


earth-from-space-western

 

Cada vez avanza más la ciencia y cada vez nos damos cuenta que nuestro planeta Tierra, ese mundo que creíamos conocer y que estaba en mapas y fotografías, es en realidad un lugar ignorado.

Ojo que no estoy hablando de mundos lejanos a años luz de distancia. Nuestro “Planeta azul” que gira en el espacio, esconde secretos infinitos que no están registrados y que el hombre, habitante de este, con una vida larga y conocimientos que crecen incesantes, desconoce.

No existen en realidad fronteras, porque a cada minuto corresponde una  miríada de descubrimientos. La Tierra que se creía atrapada en los mapas, demuestra a cada instante que los vacíos sobre sus realidades son más grandes que océanos. Cada conocimiento que emerge nos dice lo poco que sabemos sobre la propia nave que tripulamos; igual que si no conociéramos bien cada rincón de la casa en que vivimos.

Andamos despistados, creyendo saber mucho y en realidad sin saber nada. Nos proclamamos “reyes de la creación”; ignorantes nosotros, reyes de nada que vamos dando tumbos en una oscuridad tremenda donde a veces destella la luz de algo “descubierto” que siempre estuvo ahí, pero nunca vimos hasta ahora.

Extraños en la Tierra, eso somos; y nos creemos especie dominante. No hay que mirar al cielo y las estrellas para darnos cuenta de lo pequeños que en realidad somos; basta ver un trozo de campo, un pedazo de playa o una gota de agua, para entender la palabra humildad y su sentido.