IMPOTENCIA FRENTE A LA PREPOTENCIA


 

manos_abiertas.noticia

La ira no se desvanece con el “borrón y cuenta nueva”.

Por mi parte, escribí otro post que he preferido dejar no sé si en suspenso o definitivamente. Todo lo que ha sucedido ha sido una reacción impotente contra una prepotencia calculadora. Prepotencia que se ha multiplicado en la represión de manifestaciones que es lo único  que la gente tiene para decir que algo está mal, o no le gusta. Se me dirá que para eso está la Ley, pero si los hacedores de leyes se ponen de espaldas al pueblo y hacen lo que hicieron, si se los respalda tratando de acallar las protestas ¿a quién acudir?

Estamos avisados, los congresistas y algunos otros han creído que la gran transformación es cosa de “Transformers”, unos muñecos bastante intrascendentes. El Perú no es un comic y lo que sucede no es gracioso. La prepotencia es la razón de la fuerza, que siempre es ignorante.

NO SE OYE PADRE


Foto RPP

Parece que en el Perú se hubiera declarado una epidemia de sordera oficial. Y de ceguera.

No se escucha la gritería en las calles y no se ve a los miles de personas que están diciendo que lo que pasa no les gusta y que a su vez representan, estoy seguro, a otros peruanos que no pueden ir a las plazas o a las calles.

Las reacciones a esto son no solo lentas sino incomprensibles y hablan de un alejamiento donde los discursos y declaraciones no tienden puentes y los gases represivos ahogan.

¿Qué está pasando? ¿Es verdad que el gigante despierta poco a poco? ¿Es una ilusión pasajera? Lo único que entiendo claramente es que las voces no se escuchan.

Reprimir de esa forma a gente que protesta por un tema que es la punta del iceberg, no es solución ninguna.

Los manipuladores de siempre se infiltran, seguramente y buscan llevar agua a sus molinos. Yo creo que esta vez no lograrán bastardear la protesta, porque la hora del engaño ha pasado.

 

Foto: RPP

LLAMÉMOSLE ESPERANZA


chispa

A  veces, cuando todo parece dormido y las reacciones son tan pobres y aisladas que ni se notan, algo suena y llama la atención. En la madrugada puede ser el canto de un gallo (lejano en la ciudad) o cualquier cosa que despierta.

Esa llamada de atención aparece en el Perú en las redes sociales ahora. Como nunca un alerta que suena, convoca y la marea crece: así, resulta irreversible. No puede haber reflujo.

La chispa se ha encendido y el incendio quemará los terrenos donde después crecerán los cultivos. De las cenizas nacerá como el Fénix, lo nuevo: lo que hay que cuidar, vigilantes, para que fructifique. Nuevo, que significa el compromiso de todos para lograr el Perú que se quiere. Vienen las Fiestas Patrias y las celebraciones deben ser de sembrío y cuidados, porque no es cuestión de noticias sino de planteamientos y acciones.

Ha sonado en verdad, la hora de la Patria: ¡esa es la esperanza!

 

LA VIDA ES BELLA


Es una película de 1997, que tuvo gran éxito. Roberto Benigni, italiano, la hizo en base al libro de su padre, que sobrevivió a un campo de concentración nazi. Es un canto a la vida, a la alegría y a cierto desenfado, que recuerdo siempre con ese calorcito interior que da el sentirse bien y saber que si se cree y lucha, siempre hay una salida.

Escribo esto, porque las miserias parecen haberse apoderado del país y eflorn general, lo que se sabe del resto del mundo no parece ser muy alentador. Sin embargo en cada uno está el modo de enfrentar lo que sucede y el camino a lograr lo soñado es difícil, pero no imposible.

La esperanza nos mantiene de pie y empuja hacia adelante, por más que alrededor las cosas caigan.

Esto pienso cuando recuerdo “La vida es bella” y así como su personaje principal trato en cada momento de salir adelante y ser feliz. Creo que es importante el ejemplo que nos dejan los que sí lo lograron. “¡Hurra! Todavía vivimos” es el título de un libro y estoy seguro que decirlo y darnos cuenta que eso es realidad, nos despercudirá. El campesino colombiano dice “amanecerá y veremos”: sabias palabras. La vida es bella, pero no es fácil.

 

“NO QUISE HACER LO QUE HICE, PERO SI NO LO HUBIERA HECHO, ALGUIEN LO HACÍA…”


 

disco rayado

Disco rayado. “Chiste repetido sale podrido”. Otra vez hay lágrimas de cocodrilo, “retractaciones”, miradas a otro lado y toda la parafernalia del disimulo, el “yo no fui” y el “pégale, pégale, que ella fue”.

Las lágrimas no son producto de las bombas ni los palos que trataron de contener multitudes; son las que se producen por el miedo a enfrentar las acciones; lágrimas de un arrepentimiento tardío. Al disimulo y a mirar a otro lado ya nos acostumbraron y no es novedad.

De pronto, la gente se levanta y dice que se acabe toda esa impunidad, mostrándose cansada de tanto ver un espectáculo de cuarta que solicita aplausos.

Parece que o no se ven ejemplos o la memoria es frágil, pero historia reciente nos muestra como el pueblo se cansa. No solo es el movimiento de “Indignados” sino la propia indignación la que debiera hacer pensar a los que creen que tienen la sartén por el mango.

Esto ha sido una chispa y nadie en su sano juicio quiere que la pradera se incendie. La oposición a los hechos está puesta y gritada; hierve la multitud y sin embargo se dan “explicaciones” y se trata de minimizar lo que pasa. Otra vez la memoria nos debe recordar que el medio por el que dicen que el avestruz se protege (hundiendo la cabeza), es suicida.

Vox populi, vox Dei” decían y ahora no hacen caso. ¿El pueblo? Votaciones y si se equivocan “¿por qué eligieron mal? Lo que queda es que aguanten”. Esto es suicida, me parece fatal.

REPARTIJA RIMA CON LAGARTIJA


El  desbarajuste en el congreso (con minúscula, insisto), es en realidad lo normal allí. Por lo menos eso parece, al escuchar las declaraciones de padres de la patria “sorprendidos” y grabaciones aireadas. Se decía que ese recinto estaba lleno de otorongos y resulta que no son los felinos que se creyó. Son animales, sí, pero minúsculos, inquietos, huidizos, que buscan sombra debajo de las piedras y que cuando pierden la cola, esta se regenera después de un tiempo. Se regenera para seguir viviendo en el degenerado cuerpo del animal. Recién ahora entiendo bien: las lagartijas tienen la sangre fría, cuando hay peligro ni se mueven y miran fijo, no con mirada inteligente sino con la huidiza del cazador de moscas. No hablemos de otorongos que al final son felinos, son fieros y valientes; habitan el congreso (siempre con la minúscula) lagartijas rastreras. En realidad la lista es larga y copio lo que hallé en Wikipedia. Hay tantas especies de lagartijas, que está asegurada su existencia así haya una epidemia gripe, algo que se parezca o algo peor.

La lista es muy larga y está aquí por curiosidad pura. Es que lo que hicieron ahora en el congreso es una REPARTIJA que no rima con otorongo sino con LAGARTIJA y las consecuencias ya están sucediendo y se empezaron a ver.

 

 

Lagartijas

NOMBRE COMÚN

Lagartija, conocida también como salamanquesa común.

Lagartija rayada nortina

Lagartija parda

Lagartija patagónica

Lagartija de Atacama

Lagartija patagónica de Bibrón

Lagartija de Boulenger

Lagartija de Bürger

Lagartija de Constanza

Lagartija de Copiapó

Lagartija de Cristián

Lagartija de Curicó

Lagartija de vientre azul

Lagartija de Donoso

Lagartija de Eleodoro

Lagartija de Fitzgerald

Lagartija de Fabián

Lagartija oscura

Lagartija de Gravenhors

Lagartija de Hellmich

Lagartija de Hernán

Lagartija de Isabel

Lagartija de Isluga

Lagartija de Ortiz

Lagartija lemniscata

Lagartija de líneas blancas

Lagartija de Müller

Lagartija de Müller

Lagartija serrana

Lagartija aranesa

Lagartija carpetana

Lagartija colirroja

Lagartija roquera

Lagartija colilarga

Lagartija cenicienta

Lagartija peruana, lagartija de las playas o qalaywa

Lagartija del Napo

Lagartija del Marañón

Lagartija

Lagartija

Lagartija

Lagartija

Lagartija Azul

Tuqueque

Tuquequ

 

lagartija

 

FUENTE: WIKIPEDIA.