LUCHO SE NOS HA IDO…


Luis Mahuad

Lucho Mahuad Hebaiter, “el árabe”, se ha ido a descansar.

Se ha ido el hombre que me enseñó hace más de cuatro décadas que la publicidad no estaba reñida con la alegría y la felicidad. Fue el Supervisor de Cuentas severo de mi primera campaña, el amigo jocoso con el chiste en los labios y el que tuvo gran paciencia ante esos textos míos que empezaban a andar.

Nos hemos visto esporádicamente luego de unos intensos años en McCann: de él aprendí mucho de lo que sé ahora y lo que siento es que ya no esté el amigo con el que compartimos tragos y almuerzos en el viejo “Blue Room”…

Yo sé que ahora nos observa y ríe alegremente, porque está, ya tranquilo, en el lugar correcto, diciéndonos a todos su amigos: “¡Ya llegué! los espero…”