EL RELOJ


images

He empezado el día dando cuerda al reloj de pulsera que usó mi padre al final y que conservo. Es un LonginesAdmiral”,  de acero, redondo, con carátula azul y segundero pequeño. Sencillo, su correa de cuero negro asegura el ajuste.

Lo tenía guardado en mi mesa de noche, en el cajón.

Se echa a andar sin problemas, fijo la hora y pienso que hoy, “Día del Padre”, él no está. No está desde hace muchos años y debo haber usado el reloj infinidad de veces, pero hoy no sé por qué, siento que es especial. Mi padre tendría 110 años, cumplidos el 26 de diciembre de este año. Se fue hace tiempo con su risa, sus “malas pulgas” y con las matemáticas que fueron su pasión y mi tormento.

Hoy, que es “Día del Padre”, ponerme su reloj es casi un homenaje o así lo siento al menos. Cada vez que consulte la hora, miraré por sus ojos bondadosos y veré retroceder el tiempo: conoceré a mi madre de joven,  a mis hermanos cuando chicos, esperaré la salida del sol en algún campamento ingenieril perdido entre las sierras y sentiré cómo Manuel Enrique se sentía.

Casi nunca escribo los domingos pero hoy no es un día

corriente.  Empezó al ponerme el reloj y confirmar que mi padre no fue un hombre cualquiera.

 

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios en “EL RELOJ”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s