QUICO Y EL ASCENSOR


20081122 - OjosOscuridad_thumb[1]

Hace unos días me vino a visitar un primo -hermano al que no veía desde hace varios años. Es un ser macanudo como solo lo pueden ser los espíritus libres. Conversamos de todo, renegamos de todo, nos pusimos al día y en el recordar los pasados le di mi librito que recorre un pedacito de la vida y anécdotas de un ayer que se aleja en el tiempo y vive al abrigo de la memoria. Después de irse, me llamó por teléfono y me dijo que en el libro no estaba el ascensor. De inmediato lo recordé y vi la escena de él bajando encogido dentro del ascensor que había en la casa de la calle Ayacucho, en Barranco. Unía el sótano y el primer piso y quedaba al lado de la escalera, cerca de la despensa donde el “Primus” calentaba el agua para tomar el lonche y se guardaban vasos, la vajilla, menestras y mil maravillas más.

Recordé, como digo, de inmediato y reviví momentos de alegría, amistades y los días felices de una infancia donde la preocupación mayor era planear el día  para enrumbar a la travesura cercana…

Días de ascensor, mataperradas, terraza, playa y parque, que marcaron un tiempo que no se va porque era agradable y sólo recordarlo produce un dulce escalofrío de emoción.

Quico, mi primo-hermano trajo con esa conversación y su llamada más tarde recuerdos, que escondidos, volvieron a flotar.  ¡Cómo no recordar que Quico era subido y bajado en el ascensor que era una caja de madera y servía para subir y bajar los platos entre cocina y comedor! Aún me sonrío al verlo en la memoria agachado en el cajón que llevaba los platos de uno a otro piso, sonriendo, no sé bien si de miedo o de triunfo por hacer algo que estaba prohibido.

¡Quico y el ascensor! Tal vez estos recuerdos interesen muy poco, pero quedan aquí plasmados para que otra vez no me diga a mí mismo que hay ratos de la infancia que el tiempo escamotea y se van sin remedio.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s