TENGO HAMBRE… ¡IMPRÍMEME UNA PIZZA!


Pizza

Cada día la ciencia y la ficción se acercan tanto que parecen estarse fundiendo en un solo concepto que resulta posible.

Es cierto que pasarán los años y las décadas para que veamos primero asombrados, después como corrientes, adelantos que a veces parecen fantasía, pero el hombre capaz de crear en sus sueños, camina en su vigilia en la aplicación de la ciencia a unas tecnologías que hacen posible lo impensable.

Hace unos pocos años, nada en la historia del hombre, no se imaginaba unir sin hilos a cientos de millones y hoy Internet achica impresionantemente el mundo. Pasa así con casi todo lo que el hombre fabrica; hasta ayer no existía y mañana se vuelve cosa del pasado. El tiempo deja atrás los adelantos y nos pone en un futuro que velozmente se convierte en presente.

La noticia del interés por el desarrollo de una impresora 3D, que con la tecnología adecuada utilice insumos necesarios para imprimir comida, parece sacada de un cómic de anticipación o una novela que trata de los mundos futuros.

No sé cuándo verá la luz un prototipo que funcione y si se diversificará masificándose. Hay de por medio muchas cuestiones “prácticas”, pero el avance sobre lo que parece un sueño es innegable.

Así es como el hombre camina y ha caminado siempre: persiguiendo los sueños más bizarros y tratando de hacerlos realidad.

 

 

La agencia espacial de EE.UU. está interesada en la parte tecnológica: proporcionar comida a los participantes de misiones espaciales a largo plazo. Sin embargo, el impulsor de la idea, Anjan Contractor, espera que su dispositivo se utilice en tareas más importantes, como la compensación de la falta de alimentos en el mundo y así superar el problema de la desnutrición.

 

Contractor recibió dinero por parte de la Nasa tras la creación de un prototipo de la impresora 3D para reproducir chocolate.

Se supone que la impresora preparará la comida a partir de ingredientes en polvo que se almacenan en cartuchos extraíbles. Mezclando los ingredientes en varias proporciones, y con la adición de agua o aceite, el dispositivo prepara diferentes platos. La caducidad de un cartucho puede llegar hasta los treinta años, asegura el ingeniero.

El primer producto que podrá ‘imprimir’ el mecanismo será una pizza. La impresora 3D utilizará un software con código abierto, lo que permitirá a los entusiastas mejorar el dispositivo y ampliar en el futuro el surtido de platos

Texto completo en: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/95172-nasa-impresora-3d-comida

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s