SERPENTÍNICA U DEL BIZCOCHERO ENGIRAFADA AL TÍMPANO


Estas palabras de César Vallejo, cuando las  leí en “Trilce”, eran simplemente eso: palabras que describían muy bien un sonido que se colgaba en el oído. Desde hace un tiempo, tras re lecturas múltiples, la frase fue cobrando para mí una dimensión especial: la del recuerdo.

La U del bizcochero anunciando su producto y diciendo larImagengamente “¡bizcochuuuus!”, trae aromas de infancia a mi memoria y veo allá en la Ermita de Barranco a la cajita azul con vidrios para mostrar la mercancía, esperando a la bandada de chicos que jugaban. Escucho el pregón del bizcochero rato a rato en el establecimiento de baños, como anunciando un premio antes de que volviéramos a casa en los mediodías de veranos que fueron.

Y el verano me trae al heladero; carretilla amarilla, multiplicando el sonido familiar de su corneta que prometía las delicias de un “Alaska” en que una vez desenvuelta la platina, aparecía el chocolate invitante de la cubierta para al morder, descubrir el sabor conocido y mil veces glorioso de una vainilla única.

Son recuerdos de chico, de lugares, de cosas, de placeres secretos. Son recuerdos que un hombre, con una sola frase trae al presente. Y entonces veo y me siento tocando el libro empastado en piel verde, con hojas de papel biblia y palabras extrañas. “Es poesía”, pienso y me doy cuenta que veo y toco mi infancia.

 

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

4 comentarios en “SERPENTÍNICA U DEL BIZCOCHERO ENGIRAFADA AL TÍMPANO”

  1.         FELIZ CUMPLEAÑOS MANOLITO BENDICIONES PARA TI Y TODA TU FAMILIA MUCHA SALUD Y FELUCIDAD¡¡¡¡¡¡   UN GRAN ABRAZO   ROSALBA CARIÑOS PARA ALICIA 

    ________________________________

      1. ¡Gracias por leer y estar allí siempre!
        Esperemos que el tiempo por venir tenga sabor a bizcocho, a Alaska de D´Onofrio y a todo lo hermoso ya vivido…
        Me queda grande lo de “sabio” aunque sé alguna cosa. Es que la edad enseña…
        Un beso,
        Manolo.
        🙂

  2. Recuerdos de una vida rica y con un tiempo por venir que seguramente será igual de pleno y promisorio , con la ventaja de ver más claro. Gracias por compartir tus experiencias y hacerlas parte de nuestras vidas: casi he saboreado el bizcocho! Un abrazo y mis mejores deseos para ti en este nuevo año de vida que se te regala, mi sabio profe, por siempre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s