«LLUVIA» DE ARAÑAS


Lluvia

“En el video, colocado en Internet esta semana, se ve a cientos de artrópodos colgados en una enorme tela de araña tejida entre varios postes de electricidad.  

Las imágenes grabadas por uno de los testigos son parecidas a las de una película de terror. Una de las voces atolondradas que acompañan la grabación, describió lo visto como «una lluvia de arañas«.  

Todavía se desconoce lo que causó tal conducta de los arácnidos. Lo que sí se sabe es que se trata de la especie ‘Anelosimus eximius’, que se destaca por un marcado comportamiento social: suelen formar colonias de muchos individuos y cooperar en tareas comunes. Su veneno no representa ningún peligro para los humanos.” (Fuente:www.rt.com) http://actualidad.rt.com/sociedad/view/86216-video-llueven-aranas-pueblo-brasileno

 

Una “lluvia” de arañas parece haber caído en una ciudad de Brasil.

La grabación muestra una gran tela de araña y muchos de estos bichos caminando o descolgándose.

Una vez más algo que de momento no tiene explicación lógica, sucede. De pronto con un poco más de tiempo e investigación se conocerá el origen, pero por ahora, la noticia se suma a extraños sucesos como “lluvias” de sangre y caída de animales tales como ranas, también en forma de “lluvia” y sin razón aparente. Casi todo termina teniendo una explicación, pero ¿y lo que no? En nuestro planeta a veces pasan cosas que se parecen salir de toda lógica. Y francamente que “lluevan” arañas, aunque sean inofensivas no es muy agradable.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios en ««LLUVIA» DE ARAÑAS»

  1. Debo confesar una ligera «aracnofobia» por mi parte pero eso no ha impedido que tu post «picara» mi curiosidad. Convivimos con fenómenos de toda clase, los referidos al comportamiento humano y al de los animales, me resultan los más interesantes y dignos de profunda observación, especialmente cuando involucran aspectos de tipo social. He visto estas telarañas construidas cooperativamente en los bosques húmedos de nuestra selva, allá donde poca gente llega, con, aproximo, cientos de ellas. Alguna vez me explicaron que hay más de una variedad que acostumbra crear estas «colonias solidarias» y establecen su modo de vida cuidando las unas de las otras.
    Que esta conducta haya llegado a la ciudad me desconcierta. ¿Será que no encontraron suficientes árboles en la aún vasta selva de Brasil? ¿Por ese camino vamos? Esta pregunta ha de tener una respuesta negativa pero invita a reflexión. Así como lo hacemos los humanos en los bosques, algunos animales sienten en algún momento la necesidad de «compartir» (o invadir) los espacios «urbanos». Si en general, llegan a considerar un día que el beneficio es mayor que el riesgo, entonces estaremos en serios problemas. Un saludo, Manolo y esperemos que esa «lluvia arácnido» quede sólo en esta escena de película.

  2. Te confieso que las arañas no forman parte de mis animales preferidos.
    Sin embargo la noticia me llamó la atención y consideré que era algo que podría interesar a otros. Coincido contigo en lo que dices; la especie humana va invadiendo territorios y es lógico que los dueños se manifiesten. Alguna vez, estando chico, leí en un diario que una raña gigantesca había «secuestrado» (matado, llevado y presumiblemente comido) a un cazador en lo profundo de la selva. El hecho fue relatado por sus aterrados compañeros. No sé si la historia era real o fue uno de tantos cuentos que se narran para tratar de explicar otras cosas (de pronto se perdió o sus compañeros lo mataron). Se buscó luego al artrópodo y no se encontraron huellas (y con ese tamaño alguna debía haber dejado).
    Cosas raras suceden y creo que nos observan mucho más de lo que parece. Que «no estamos solos», no lo estamos. Lamentablemente a veces la fantasía crea Godzillas o «Pal-Ul-Dones».
    Beso,
    Manolo.
    🙂

Los comentarios están cerrados.