PAIS DE INMIGRANTES


inmigracion

El presidente de los EEUU ha dicho una gran verdad, que responde a la xenofobia que parece recrudecer en estos tiempos, azuzada por un grupo cavernario que desempolva sus “derechos ciudadanos” cuando quiere. Salvo los indio americanos, todos vinieron de otro país, expresó diciendo una frase que más que a la política, refleja a la realidad.

Una urbe gigante como NY alberga millones de personas, cuya gran mayoría o vino directamente de otro país o lo hicieron sus padres, abuelos o bisabuelos. Los más pequeños pueblos de USA ven lo que acaso es su única calle, recorrida por hombres y mujeres de apellidos que no tienen nada que ver con los verdaderamente nativos. Sin embargo se ve a los inmigrantes actuales como una lacra y se trata de recortar todo aquello que pueda acogerlos oficialmente y darles ciudadanía norteamericana.

El presidente, cuya familia llegó de muy lejos, trata de hacer entender a los recalcitrantes irracionales, que el desarrollo, riqueza y prosperidad de su nación tienen su base en unos “extranjeros” que llegaron para construir país, quedándose.

¡Éxito para él, porque la lucha con los irracionales será ardua!  No creo que haya crisol humano más grande que los Estados Unidos de Norteamérica,  no lo creo.

 

¿NADIE SE VA A DAR CUENTA?


 

 

banda_ancha_internet1

“El cuarto operador de telefonía móvil, Viettel Perú, espera que en agosto de este año el Estado libere los 32 MHz de la Banda de 900 MHz que les adjudicó, la cual viene siendo utilizada por terceros.

Según explicó el vice gerente general de Viettel Perú, Ernesto Le Minh, actualmente el referido espacio de la banda está ocupada por 56.277 usuarios que pertenecen a empresas que trabajan con sistemas de radio frecuencia, con GPS o que hacen monitoreo de mercancías.” (Fuente:RPP).

 

 

Una empresa vietnamita ganó la licitación para el uso de una frecuencia de banda, por 20 años y pagando más de 4 millones de dólares. Resulta que “la banda está ocupada”.

O es que hay un descuido grande o hay algo “grande” detrás.

No creo que le haga ningún bien al Perú que estas cosas sucedan porque se está dando la imagen de un país informal, en un momento en que lo que se necesitan son inversiones y para eso es básica la confianza. No somos “un punto perdido en el mundo” donde puede suceder cualquier cosa. Por lo menos, los peruanos no queremos vivir en un lugar así.

¿De qué valen los “campanazos” en la bolsa de NY, los “roadshows” y la exitosa y atractiva gastronomía nacional si estas cosas suceden, borrando con una mano lo que se hace con la otra?

Por más que lo expliquemos, a los inversores vietnamitas la cosa debe saberles a “chicharrón de sebo”.

¿LLORAR SOBRE LA LECHE DERRAMADA?


BRAZIL-ACCIDENT-FIRE

 

 

El ser humano no aprende que debe y puede prevenir aquello que no es inevitable.

La desgracia de la discoteca Kiss, donde más de doscientas personad fallecieron, nos dice amargamente que el problema traspasa fronteras y no diferencia nacionalidades. La desgracia no hace distingos.

Morir no es lo que se pensaría como resultado de una noche de diversión. Sin embargo esta tragedia, al igual que muchísimas, incontables otras, se pudo prevenir. Como en la también trágica “Utopía” y el caso de la discoteca en Argentina, un cúmulo de errores y negligencias se sumó a la despreocupación por las reglas de seguridad o su casi total inobservancia, para provocar el desastre.

No aprendemos de las equivocaciones y lo peor es que esto cuesta vidas. Ahora se indicará quienes son responsables y si se puede, se los castigará. Pero nadie va a devolver las vidas que se fueron ni recompondrá las que quedaron en trozos, de familiares y amigos.

Qué terrible tener que escribir esto, porque uno quisiera que las lecciones se tomaran en cuenta, pero parece que, como digo al principio, el ser humano no aprende.

A esos muchachos los mató la irresponsabilidad de quienes ven solamente la parte del dinero y no que las consecuencias de su “viveza” son, por lo general, letales.

RETACA BATRACIA


rana

Apodo curioso el que me puso un compañero de clase un día que teníamos “tarde deportiva” en las instalaciones del entonces noviciado de los jesuitas. Estábamos en primero o segundo de primaria y nuestro “colegito” que quedaba en la Av. Petit Thouars, también en Miraflores, no tenía ninguna traza de verde y por eso íbamos a la “cancha”, como le decíamos, porque tenía un campito de fútbol. Allí hacíamos nuestros ejercicios de gimnasia y pasábamos tardes divertidas y bastante libres.

Supongo que el apodo, que recuerdo por raro, tuvo su origen en una especie de “venganza”, por el que usábamos para llamar a nuestro amigo.

Ese día me dijo “retaca batracia” y me lo estuvo repitiendo toda la tarde. Recuerdo que duró eso: una tarde.

No sé si por difícil (difícil saber que era un batracio y haber visto alguno bajito, que es lo que quiere decir “retaco”) o porque yo no tenía del apodo más que lo bajito (después y para siempre fui “el chato”), ya que de rana no. El hecho es que trató mi amigo de endosarme el mote y al día siguiente me lo dijo un par de veces. Ahí terminó el “acoso”. Supongo que para hacerlo más raro lo puso en femenino, pero tampoco aquí la acertó, ya que el sexo masculino no era (ni entonces ni ahora)  mi punto de atracción.

Todo este prolegómeno viene a cuento porque el “bullying” que en su parte suave y no agresiva, pienso que existió siempre. “Batidera” se le llamaba y al sujeto que era batido, después se le llamó “lorna”.

Es cierto que existía el “callejón oscuro” y que en los recreos del colegio, ya mayores, el “juego” era “rellenar” al que desapercibidamente pasaba por detrás de un arco de fulbito; “juego” que estaba prohibido por las consecuencias que podía traer un pelotazo.

Había muchas formas de fastidiar y generalmente alguno o algunos eran “puntos” o blanco constante de bromas. Recuerdo que alguna vez estuvo “de moda” prender con un encendedor, los bajos del mandil que llevábamos, ante la distracción del “punto”.

Los “cabecillas” que urdían estas acciones, solían ser siempre los mismos y no recuerdo ninguna denuncia por ellas. De pronto el asunto era que no nos percatábamos de ciertos “derechos” o que tomábamos las cosas como parte de la vida escolar. Hoy, cuando veo el tema de “acoso”o “bullying” en las noticias, pienso que una cosa es fastidiar a un “punto” y otra agredir a una persona para hacerle daño y por diversión. ¿Ahora hay más violencia? Creo que sí, porque desde niños la exposición a esta es mayor y los “ejemplos” abundan. Sin embargo también creo que en muchos casos se exagera, especialmente en las reacciones. Un niño o niña que se suicida por ser víctima de “bullying”, tiene otros problemas más profundos que ese. De pronto funciona como la cereza que corona el postre, pero tengo la seguridad que otros factores intervienen en el hecho.

Cuando veo denuncias sobre acoso basadas en discriminación porque a un chico le hacen alusión a su color, tengo presentes a los muchos “negros” o “cholos” amigos, a los que cariñosamente llamamos así y que yo sepa, nunca se molestaron, porque ni se imaginaron que decirle “negro” a alguien, pudiese ser despectivo.

Despectivo puede ser “nigger” en inglés, pero el eufemismo “colored people” también lo es.

La “cuestión racial” ha existido siempre, pero estoy convencido que en mentalidades primarias o enfermas.

Me parece una aberración que se quiera utilizar ese tema como un “arma” en el momento que vive Lima. Quienes lo usan y azuzan son no sólo pobres de espíritu, sino miserables, porque saben bien lo que están haciendo.

LA RAZÓN Y LA SINRAZÓN


NOSI

Estamos a poco tiempo en que una vez más la sinrazón pueda ganar a la razón.

La razón dice que Lima no necesita la revocatoria de su alcaldesa que está haciendo cirugía mayor, atacando problemas largamente olvidados. Cirugía mayor que duele, pero curará. La sinrazón dice que el cáncer se mejora con “curitas”, porque le conviene la enfermedad: una vez muerto el paciente, como no puede heredar, aprovechará para arranchar.

La razón dice que no conviene para nada una posible “muda”, en tan corto tiempo de alcaldes para Lima. La sinrazón quiere un proceso costoso para en medio del movimiento que signifique la revocatoria, pescar a río revuelto.

La razón dice que así no podemos seguir y la sinrazón coge al rábano por las hojas y plantea que lo mejor por hacer es revocar a la alcaldesa, “culpable de todo”.

La razón muestra hechos a una ciega sinrazón. La razón argumenta y la sinrazón insulta.

La razón trata de razonar con una pared: la sinrazón.

Pero lo terrible es que la sinrazón tiene sus «razones»: el poder y el dinero. No sé cuál va en primer lugar, pero supongo que el dinero, que sirve para “blanquear” historias y producir un efecto anestésico que posibilita el poder. Un perfecto círculo donde lo uno ayuda a lo otro.

Vemos que los que ayer eran unos, han cambiado gracias al dinero. El dinero da poder, ése es el poder del dinero.

Los promotores de la sinrazón son los mismos que ya conocemos, repitiendo sus bien aprendidos papeles que recitan sin inmutarse. Con total desparpajo.

Al final, de una u otra manera, el pato lo pagarán Lima y los limeños. Revocatoria o no, el dinero y el tiempo perdido o demorado, no regresa. Y la sinrazón aduce como razón el “derecho constitucional” de revocar,  sin importarle lo que pase pues sus conductores, ocultos o desembozados tendrán dinero en los bolsillos y poder para hacer más dinero.

 

UN CONSEJO, AUNQUE SEA DE UN CONEJO…


La “noticia” no creo que lo sea en una Lima húmeda (a pesar de veranos con sol) que provoca resfríos y asma con su clima.

  • ropa
    “Secar la ropa en casa promueve crecimiento de hongos y ácaros.

 

Colgar la ropa mojada dentro de la casa genera mucha humedad, y esto fomenta el crecimiento de hongos y ácaros. Los especialistas advierten que esto es especialmente peligroso para las personas con asma, la investigación fue realizada en la Escuela de Glasgow (Reino Unido).

Colin Porteous, especialista a cargo del estudio, trabajó con un grupo de personas queinformaron cuan seguido secaban su ropa adentro del departamento o la casa. Además, los investigadores analizaron el aire de cada vivienda para ver el nivel de humedad y de microorganismos que tenía.

El experto observó que la composición del aire cambia mucho cuando las personas elijen secar la ropa adentro de la casa. El nivel de humedad asciende y esto genera el crecimiento elevado de hongos y ácaros, una situación que puede ser peligrosa para la salud.

Además, ciertas prendas están fabricadas con telas que portan diferentes tipos de químicos. Algunos de estos compuestos aumentan el riesgo de desarrollar cáncer cuando se concentran en el aire interior de una casa o departamento.

Recomienda secar la ropa afuera pero, si se va a dejar adentro a las prendas, entonces conviene ubicarlas cerca de una ventana, donde del sol brille y corra bien el viento. Para las personas que van a construir su casa, recomienda tener en cuenta un espacio adecuado para secar la ropa, informa neomundo.com.ar.

Afirma que esto es muy importante para mantener un aire de buena calidad en el interior del hogar. Porteous asegura que su estudio muestra la importancia de cambiar el hábito de secar la ropa adentro o de adecuar la casa para esta tarea, en vista de los problemas de salud y bienestar que puede generar.” (Fuente RPP).

 

Es cierto que este es un tema a evitar en lo posible y que debe hacer pensar… ¡y actuar!

Especialmente en los departamentos que no tienen patio ni lugar alguno al aire libre para poder colgar la ropa, la humedad limeña es un enemigo que se manifiesta en ese “verdín” o moho que aparece especialmente en los zapatos sin uso y que están guardados, como en todas las partes donde la luz y el aire no llegan y cuya limpieza se olvida, generalmente debido a una ubicación difícil o a la falta de cuidado.

No son novedades para una ciudad que parece respirar agua y que según bromas (malas, claro), sus habitantes en vez de pulmones tienen agallas.

Lima tiene su encanto y sus problemas. No se sufren climas extremos, pero “nadamos” en una realidad acuosa notable a la que no logramos acostumbrarnos, especialmente en los inviernos.

En el verano, la luz del sol, el calor y las ventanas abiertas dan una sensación diferente a pesar de humedades de cerca al 90%.

A mi casero, por ejemplo, el médico le recomendó dejar el clima de Lima por otro más seco, debido a la afección de su esposa. Claro, se dice muy fácil, pero hacer como él hizo, mudarse a Chosica, no es sencillo y en muchos casos no se puede. ¿Qué hacer entonces? Bueno, con la salud no se puede jugar y no está demás tomar precauciones. A veces cortar por lo sano es el mejor remedio.

Ahora bien, una Lima sin humedad, garúa, neblina y con sol brillante, es otra ciudad. De la sierra, tal vez.