EL DUEÑO DE LA TEOLOGÍA


libros

Etimológicamente Teo es Dios y Logos, en griego, significa palabra explicada, meditada, razonada. Ahora acaba  de aparecer un “dueño” que gracias a lo que él cree su “copyright”, decide que los sacerdotes católicos que trabajan en la PUCP no puedan dictar la teología como curso.

Un caso de “si no juegas mi juego, no juegas”.

Así como nadie puede aducirse propietario de la Paz, como concepto, no creo que alguien, con dos dedos de frente pueda querer imponer su autoridad para impedir que sus subordinados expongan y compartan su conocimiento sobre un tema.

Esta es una más de un hombre que aparentemente trata por todos los medios de ejercer el poder (y el dicho nos alerta: “si quieres conocer a un hombre, dale poder.”) y que está dispuesto a llevar sus rabietas hasta negar la posibilidad del acceso a un saber.

A veces los pastores se alían con los lobos y entregan a las ovejas. Generalmente lo que sucede es que ven mermado su rebaño, especialmente en lo que a confianza se refiere.

El latín tiene una frase muy elocuente: “¡Vade retro!”.