POLICÍA BUENO, POLICÍA MALO


En las series de televisión se suele ver al policía que frente al detenido hace el papel de malo y violento, mientras otro juega el rol de bueno y comprensivo. Es una “técnica” de interrogatorio con el fin de obtener la verdad, lo que más se parezca a ella, pero finalmente una confesión.

En la vida real sucede lo mismo: la violencia física policial contra los detenidos se usa impunemente: golpes de puño, varazos, patadas e insultos son muchas veces la recepción a un posible reo (recordemos que nadie es culpable mientras que no se lo demuestre). Esto, en cualquier forma que trate de explicarse, se llama tortura y está expresamente prohibida. Sin embargo, los policías malos no se limitan a la violencia física y verbal. Los malos policías malos (la reiteración es un calificativo) coimean, asaltan, aprovechan de su autoridad, delegada por los ciudadanos para extorsionar. Son en una palabra la antítesis del policía. Son vulgares delincuentes a los que el uniforme que no merecen llevar, camufla y protege.

La diferencia entre los policías buenos que lo son hasta dar su vida por los demás y convertirse en verdaderos héroes y la callada labor que realizan quienes cuidan de la sociedad, es notoria.

Supongo que el fenómeno se da en todas partes, en unos lugares más que en otros, pero eso no hace buenos a los malos. Y esto no solo tiene que ver con los recientes sucesos de Cajamarca, sino con lo que pasa a diario en el país. La maldad de ciertos policías es noticia, el cumplimiento del deber no. Los hombres y mujeres que escogieron velar por la sociedad y fueron formados para ello no pueden, no deben ser otra cosa que personas dignas de confianza a quienes los peruanos respeten. Si el antiguo eslogan decía “A la policía se la respeta”, el cuerpo policial y cada uno de sus integrantes debe hacerse respetar, no por el miedo, sino por eso que se llama integridad. Que el honor siga siendo su divisa.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

3 comentarios en “POLICÍA BUENO, POLICÍA MALO”

  1. Estimado Manolo :

    Lo que sucede es que el “Brillante” Alan se le ocurrio fusionar la Policia antes que yo salga de baja de mi institucion ,la unica policia capacitada para manejar distrubios era la GC que casi todos los oficales al ver la fusion de retiraron y ahora son existosos en el extranjero pues tuvieron que ires por las represalias que podian ejercer contra ellos los mando terroristas
    Ahora los lmal llamados policias son de Republicana que costudiaban penales y prisiones y los PIP que solo invetigaban crimenes y narcotrafio como veras y dijjo Vargas llos en quie mato a Palomino Molero Que JODIDO es er GC!!! .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s