DESCANSO DEL TRABAJO


 

 

Hoy es  Día del trabajo: seguramente habrá pocos lectores en la Red porque a pesar del nombre, es feriado y la mayoría descansa. Es decir, lee poco.

Es curioso que un día en que se celebra algo, se suela hacer precisamente lo contrario. Este es uno de los contrasentidos que la vida tiene y nosotros aceptamos.

Trabajar, según  la Biblia es que “ganarás el pan con el sudor de tu  frente” como le dice Yahveh a Adán: parte de un castigo que algunos interpretan como maldición.

Y esto ha seguido interpretándose así hasta nuestros días. Se suele hablar del “maldito trabajo”  y se hace difícil despegarse de las sábanas para empezar el día en el cual se ganará una fracción del mes: el pan mencionado.

Lo que no llego a entender es la resignación del hombre que le echa la responsabilidad al destino, amparándose en una “maldición bíblica” y no hace nada por cambiar un estado de cosas que si es malo, a todas luces le viene bien mantener. El famoso “statu quo” deviene en irremediable sirviendo para quejarse, vender muchos libros de autoayuda, generar las ganancias de quienes llenan de “horóscopos” los diarios y tanto más que sirve de paliativo, justificación o vías de escape de la situación.

Al que no llego a entender es al que reniega por tener un trabajo que no le gusta. ¿No es lo suficientemente libre para optar por una alternativa? “¡Qué fácil!” dirán, “como si fuese cambiar de camisa el hacerlo”. A veces cuesta, pero la libertad está dentro de uno mismo y se puede volver lo desagradable en agradable con un poco de esfuerzo y decisión. El ser humano no tiene escrito su destino y lo modifica a placer. Tal vez existan condicionantes, pero la voluntad, esa de la que  José Antonio Marina trata en su magnífico libro “La voluntad perdida”, puede mucho más que lo que se piensa.

Enfocamos el trabajo como un deber poco amable y extenuante en vez de verlo como la oportunidad de muchas oportunidades. No hemos aprendido nada y nos ceñimos a lo que nos dijeron. Es verdad, puede costar un poco, pero nuestro espíritu está volando por encima de los sentimientos rastreros y solo nosotros somos responsables de haberle cortado las alas para domesticarlo de tal manera que sea totalmente inofensivo.

Quien se queja de tener que ir a trabajar, debería pensar en los miles que no tienen trabajo y para los cuales la maldición consiste en encontrarlo.

Hoy que se descansa el “Día del Trabajo”, va mi solidaridad para con todos aquellos que a pesar de todos los pesares siguen adelante buscando construir un mundo donde trabajar sea siempre una diversión. Mi homenaje para quienes quieren que aunque sea una parte de Edén sea realidad cotidiana. Trabajar no es una maldición. Lo convirtieron en ella. Por eso los mártires de Chicago quisieron atenuarla pidiendo un máximo de ocho horas.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios en “DESCANSO DEL TRABAJO”

  1. El trabajo es una bendición, el cual te permite realizarte en la vida, llevar el pan a tu hogar, sentirte útil a la sociedad. Todo lo que se hace con amor, es fácil y gratificante. Ahora que estoy jubilada lo aprecio y lo valoro más. Es una pena que dificilmente para los adultos mayores no hay oportunidades, en el campo laboral ,a los 45 años consideran a las personas obsoletas para desenvolverse, no valoran la experiencia. Lo más grave del asunto que cada vez la expectativa de vida es mayor y se hace complicado vivir con las exiguas pensiones que recibimos y por otro lado prohiben tener un trabajo adicional a la pensión de jubilación, lo cual me parece un absurdo, quisiera saber si se puede vivir con S/.300.00 o S/.820.00 que es lo máximo que da la ONP.

  2. Nadie puede vivir con una cantidad así y las oportunidades son una puerta cerrada.
    Lo vivo y sé lo que es, pero siempre he “trabajado” porque me gusta lo que hago. Eso me permite seguir adelante, como se dice “mientras el cuerpo aguante”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s