Los números de 2011


Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un reporte para el año 2011 de este blog.

Aqui es un extracto

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog fue visto cerca de 41.000 veces en 2011. Si fuese un concierto en la Ópera, se necesitarían alrededor de 15 actuaciones agotadas para que toda esa gente lo viera.

Haz click para ver el reporte completo.

TERMINA EL AÑO….


 

Es necesario escribir en este último día del año. Es una manera de acercarse a cada persona que lee y desearle lo mejor para este 2012, a pesar que las profecías mayas parezcan predecir desastre y medio. Estos días que vienen van a ser como queremos que ellos sean, porque estoy convencido que forjamos nuestro propio destino. Por eso es que mirando atrás para corregir y enmendar, aprendiendo de nuestros errores, tenemos mucho por hacer. Un jardín entero por cultivar y de nosotros dependerán sus flores. Siguiendo con el símil agrario: Lo que sembremos, recogeremos multiplicado.

Está terminando un año complicado, en el que no tomamos las previsiones posibles y como tontos, repetimos las equivocaciones. Lo que tenemos entre manos  es lo que merecimos. Sin embargo ahora, como quien empieza un cuaderno nuevo, tenemos la oportunidad de comenzar a escribir con buena letra. De nosotros depende que las páginas en blanco, lo estén de veras. Desechemos los rencores, discordias y odios. Concentrémonos en lograr lo positivo y tratemos de hacer eso que tan difícil es a veces: Perdonemos. Solo así nuestra escritura de este año irá sobre papel nuevo y la tinta tendrá fuerza para agarrarse a las páginas.

Esto que escribo no es nuevo ni mi patrimonio. Se dice alrededor del mundo y está implícito en cada abrazo y felicitación. Hagamos que sea una realidad. Que el nuevo año, más allá de fórmulas llenas de buenas intenciones, venga con todo aquello que deseamos sanamente.

Que el 2012 traiga alegría, paz y amistad a todos en el mundo. Es lo que deseo. Lo que queremos todos, creo.