DOMINGO DE SOL.


Hoy es domingo y en Lima aparece el sol. Esto quiere decir, creo, que el verano está tratando de entrar, de puntillas, poco a poco. Seguramente cuando se instale, nos va a obsequiar con unos calorones de órdago. Por ahora son escarceos, como este, en que amaneció temprano, con luz entrando por las ventanas y haciendo alegre el desenvolverse matinal.

Una revisión rápida a los periódicos que trae el domingo y encontrar que en uno, mientras un par de columnistas analizan el caso prensa-Castillo Rojo, pidiendo a esta un “mea culpa” por sus tremendos excesos, en otra página, con gran despliegue, se habla sobre el cuerpo encontrado por un rescatista en el cañón del Colca, hasta el cual van los responsables de dilucidar judicialmente el caso. Es decir, que a pesar de sus declaraciones, está mirándose la paja en el ojo ajeno. Claro, que en este caso, la paja es también una viga de madera, no solo visible, sino inocultable.

¿Qué nos está pasando?

Cierto es que la prensa tiene responsabilidad en este y otros muchos casos (Chehade, los congresistas corruptos, etc.) pero nosotros alimentamos el hambre de rating, leyendo, espectando u oyendo. Porque una cosa son las noticias, el estar informado de lo que sucede y otra cosa es regodearse con el desmenuzamiento de vidas, honras, secretos y todo aquello que no contribuye sino a ensombrecer las cosas.

El ser humano quiere saber y cierta prensa toma esto como pretexto para aumentar sus cifras, ofreciendo, como se dice a veces, “carnecita para los leones”. No se trata de permanecer ignorantes en un mundo en el que las cosas se suceden. Uno es ver la basura y otro rebuscar en ella.

Se me dirá que a través de la prensa y sus descubrimientos, se hace un tipo de justicia. No lo creo así. Quienes juzgan son los jueces, que para eso tienen el mandato y la potestad entregados por la Nación. Pero cuando se toma un papel que no compete, lo mínimo que se está haciendo es equivocándose. Por eso me pregunto qué es lo que nos pasa…

A veces dan ganas de tomar la justicia en propias manos, como parece ser que era en el “Lejano Oeste” norteamericano. Las pistolas para condenar y los linchamientos, sean estos físicos o mediáticos para ajusticiar, son los recursos vedadamente extremos de gente que vive sin el amparo de ninguna ley. Que no es nuestro caso.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Un comentario en “DOMINGO DE SOL.”

  1. ES UNA TRISTE REALIDAD QUE CIERTA PRENSA ALIMENTA EL MORBO, SE ERIGEN EN JUECES PARA CONDENAR POR ANTICIPADO, ANTES QUE HAYAN FINALIZADO LAS INVESTIGACIONES.
    SACAN DE CONTEXTO FRASES O PALABRAS, CON LO CUAL EMITEN HIPOTESIS MAL INTENCIONADAS.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s