POLLO


Escribo porque es lo único que puedo hacer. Estoy solo en casa y me siento muy perdido. Acabo de leer en el correo la noticia de la muerte del Pollo. Óscar, mi amigo, mi hermano, se ha ido, víctima al parecer de un infarto. Activo como siempre, creo que estaba en Chimbote viendo su negocio.

La noticia, digo, me ha dejado helado, más perdido que nunca y estoy llorando. Escribo porque es un modo de acompañarme y es lo único que atino a hacer. Lo hago aquí porque quiero que quien lea, sepa cuanto quería al Pollo. Tuco se fue hace poquito y ahoraÓscar: dos amigos entrañables que ya partieron.

Con el Pollo nos encontramos en el viejo pequeño colegio, de la avenida Petit Thouars cuando el mundo era otro. Desde 1952, hicimos el colegio juntos, hasta que me jalaron de año en tercero de media y terminé un promoción después. Tengo mil historias que contar de él. Mil historias que abarcan una parte importante de nuestras vidas.

Él ya no leerá estas palabras, pero sé que sabe cuanto lo he querido siempre.

Su risa franca, su modo de ser sencillo desde que nos conocimos, sus bromas y todo lo que el Pollo fue y significó, me van a acompañar hasta que me reuna con él y comentemos las incidencias, como lo hacíamos a menudo.

Trato de seguir, pero no puedo. Siento una pena muy grande en mi pecho y a la vez la alegría de saber que mi amigo está más allá de todo. Que vive ahora donde los buenos tienen su casa. Que estará encontrándose con amigos, parientes y profesores que nos antecedieron y que lo reciben con alborozo, porque estaban esperándolo, aunque su llegada fuera sorpresiva. Dios nos dio al Polllo y +El se lo llevó a descansar de veras y porque quería, seguramente oír en directo sus bromas. Pollito, amigo: vives siempre en nuestros corazones.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

4 comentarios en “POLLO”

  1. Mi hermana sabe que es perder a un buen amigo. Yo no sé que es esa sensación, no se nada de la vida, no sé nada. Lo único que sé, o confío, es que “el pollo”, estará en un mejor lugar, donde ya no hay nada de acá. Las condolencias a la familia y mucha fuerza para ti, amigo. Él no quisiera verte así, donde quiera que esté. Un abrazo!

  2. Gracias Alberto!
    La partida del Pollo, sorpresiva y nunca imaginada, lo coge a uno de improviso. Sé que está en un mejor lugar, pero cuesta acostumbrarse a mirar solo algún video para verlo.
    La pérdida de un amigo, como canta Alberto Cortés, solo la puede llenar la llegada de otro amigo…
    De veras es duro, pero sabemos que nuestro futuro es dejar lugar a los que vienen, eso tenemos no solo que saberlo, sino recordarlo siempre. Somos aves de paso.
    Gracias a ti, por las palabras y estoy seguro, gracias de parte de su familia.
    De veras, gracias!
    Manolo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s