VIOLENCIA.


 

La violencia nos asalta cada día: violencia física, violencia mental, violencia por diversión. Uno ve la TV y la mayoría de los noticieros hace que el televisor gotee sangre a la hora de los noticieros. Abrimos el diario y son noticias de la crónica roja las que abundan. En la radio nos suelen gritar impunemente y hay programas donde las palabras soeces y violentas son una constante. Violencia en las calles, en las casas y en los medios. Violencia en los juegos. Tanta, que el ciudadano parece acostumbrado a ella. Encallecido, hostigado, reacciona violentamente.

Cada paso que damos parece estar signado por la violencia: acción y reacción.

Me entero que la policía atacó (no encuentro otra palabra) a gente del Movimiento Homosexual que se manifestaba en la Plaza Mayor. Es cierto que no debieron usar una zona que es rígida. Pero ¿había necesidad de emplear la violencia contra ellos?  Mucha gente está de acuerdo con este accionar. No es una defensa de los homosexuales la mía. Tienen el mismo derecho que todos. También los mismos deberes.

Es que se cree que todo se resuelve con la violencia ¿No me gusta lo que piensas? Te pego. ¿No me gustas tú? Te mato. Se resuelve así la vida y se sigue caminando hacia el próximo acto de violencia como si nada hubiera pasado. El asunto sucede en diferentes escalas, desde lo personal hasta los conflictos bélicos.

Estamos en una época que nos da emociones a través de los videojuegos (violentos) y queremos emular a héroes de película que arrasan barrios enteros casi por deporte. La violencia se ha instalado señores. Hasta muchos de los dibujos animados para niños son violentos.

¿Qué hacer? Volver a los viejos valores. A esos que hemos olvidado en el desván de la memoria. Solo así la violencia irá retrocediendo aunque no desaparezca (el hombre es el único animal que mata por gusto, dicen).

Pero el grado resulta ya intolerable. Cuando vemos en TGV a mujeres y niños maltratados, o la violencia ejercida (como pasa siempre) contra los más débiles e indefensos, algo se subleva. Es hora de empezar.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s