DECLARACIONES.


 

Hoy, en “El Comercio” salieron unos comentarios míos a lo que se usa en campañas electorales. En un artículo largo de Nelly Luna Amancio, me unen a declaraciones de Fernando Tuesta y de Jorge Salmón. Eso me honra y también cuando la periodista habla de “la voz de la experiencia” o algo así. He leído bien el artículo y me encontré con la sorpresa de encontrar algo que dije en una entrevista telefónica con la persona que escribió el artículo. Siempre alegra que a uno lo tomen en cuenta para algo, especialmente en el papel de “conocedor”.

Es cierto, la publicidad me fue llevando desde temprano al campo político, sin militar ya en ningún partido. Sólo fui aportando mi expertisse publicitario-comunicacional, que creció con el tiempo y las oportunidades de aprender que se me presentaron en el camino: mi trabajo con Miguel Alva, comunicador y amigo, como su asesor de comunicaciones en el segundo gobierno de Fernando Belaúnde, la campaña política para Convergencia Democrática con Luis Bedoya y Andrés Townsend, mi paso primero como asesor de comunicaciones del Ministerio de Trabajo y luego como Jefe de Comunicaciones del Ministerio de Justicia, acompañando a mi amigo Carlos Blancas, ministro de esas carteras en el primer gobierno de Alan García. La participación en la campaña de Mario Vargas Llosa, la publicidad para Lourdes y su gente en su primera campaña presidencial y finalmente el trabajar, llamado  por Alejandro Toledo como Secretario de Comunicaciones de la Presidencia del Consejo de Ministros, luego asesor de comunicaciones de la Alta Dirección de Inteligencia y acabar como asesor de Comunicación Estratégica de la Presidencia del Consejo de Ministros. Larga e intermitente historia que tiene prácticamente la edad de mi carrera, años menos.

Aprendí, si. En la práctica y los libros, pero nada me enseñó tanto como la práctica, el quehacer diario y ver como la teoría era corroborada y a veces desmentida. Nunca aprendí tanto de las personas, tan distintas y tan parecidas en su actuación tras conseguir el poder. Puedo decir que lo que aprendí en los libros fue puesto a prueba por la realidad.

A veces funcionó como debía. Otras veces las cosas no salieron como decían, pero de a pocos me nutrí sin quererlo de algo que amplió mi horizonte y que ahora me permite opinar, sin salirme de la verdad, de asuntos que cuando empecé solo veía en los medios.

Hablo como si ya no pudiera actuar, pero resulta que no es cierto. Sigo cada estrategia de comunicación con interés y me doy cuenta de los errores que se cometen. Son cosas que no haría yo porque, aunque parezca raro, la política, por lo menos en el Perú se repite mucho y es bastante predecible.

 

 

 

 

 

 

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s