FIN DE AÑO.


No puedo dejar de poner unas letras hoy, el último día del año.

Un año que trajo de todo y en el caso del que esto escribe, un infarto cerebral a fines de mayo, que me dejó totalmente fuera de circulación por el resto de los 365 días. Ya recuperándome, solo quiero agradecer a quienes tendieron su mano amiga y a mi familia que estuvo a mi lado siempre.

Este ha sido un año, que como siempre, tuvo alegrías y tristezas. Para mi, ha sido un año difícil, en el que sólo miré los toros desde la barrera, deseando estar en la arena.

Se va este 2010 y en unas horas será un nuevo año y enero. Empezaremos nuevamente.

Estoy seguro que lo vamos a hacer bien. Todos.

Feliz año nuevo!!

Anuncio publicitario