LOS MUCHACHOS DE BARRANCO.


Los muchachos de Barranco

Los “muchachos de Barranco” : Lucho, Germán Carlos y yo -Manolo- nos reunimos anoche después de bastante tiempo.

Cincuenta y ocho años de conocernos; de vivir juntos niñez y juventud, compartiendo los estudios primarios y secundarios y el ser vecinos de barrio, para luego seguir cada uno su camino y crecer sabiendo que contamos el uno con el otro aunque estemos lejos, aunque nos pasen cosas.

Los “muchachos de Barranco” que tenemos la extraña suerte de ser amigos y que esta amistad, como en las viejas novelas trasponga el tiempo y deje atrás los años para regresar siempre a los veranos, a la música, al barrio y a todo aquello que significa que nunca pedimos nada que no tuviéramos, ni esperamos del otro lo que no fuera amistad.

Nos eunimos porque Germán había vuelto de Bruselas por un corto instante; porque Lucho viajaría pronto a España y a China y porque en realidad la ocasión se presentaba propicia y era un placer estar juntos, conversar, recordar y renovar discusiones dejadas en suspenso alguna vez. Anoche estuvimos los cuatro y nos dimos cuenta una vez más de la suerte que tenemos al seguir aquí, activos y soñando.

Cambiándole la letra a un viejo vals criollo como lo hacíamos cuando aún no éramos ni adolescentes: “Aquí estamos los muchachos de Barranco: Lucho, Chino, el Loco Carlos y Manolo…”  Gracias a Dios, estamos aún.