KIKO LEDGARD MARROU SE NOS ADELANTÓ EN EL CAMINO.


Jaime Marrou me acaba de avisar que nuestro querido Kiko Ledgard, “Kiko chico” ha fallecido hoy.

Kiko, el amigo entrañable, el compañero de trabajo de los inicios en esta vida profesional. Un nuevo amigo que se nos adelanta en el camino y se muda al barrio eterno. Ya está en el lugar donde nada malo puede pasarle y disfruta reencontrándose con Kiko, su papá.

Chau mi querido Kiko. En este momento han saltado los recuerdos de las épocas de McCann Erickson, Kunacc y las largas conversadas donde defendías siempre tus convicciones y la opinión que te merecían las cosas. Siempre le dijiste “al pan, pan y al vino, vino” .

Qué difícil ser Kiko el hijo de Kiko.

Lo llevaste siempre maravillosamente porque siempre fuiste tú. Difícil ser hijo de un padre entrañable y además famoso. Para nosotros siempre Kiko fue tu papá y nunca al revés: era el papá del amigo, del compañero de trabajo inteligente, ocurrente, de risa fácil y humor ácido.

Gracias por haber sido como fuiste. Gracias porque -yo por lo menos- aprendí muchísimo de ti. Gracias porque hiciste mejores muchos momentos de mi vida por ser amigo.

Como siempre decíamos cada vez que nos comunicábamos, a pesar de los años y la lejanía geográfica: Nos estamos viendo!

Anuncios