LA FRÁGIL PERMANENCIA


Es un título muy pomposo para este post, pero es el que se me ocurrió al leer el último comentario hecho y encontrado hoy en mi blog sobre un tema que escribí en noviembre del 2008. Casi a fines de enero del 2010, encuentro que hay personas que leen el blog. De pronto lo hacen al azar o porque buscan algo específico pero se dan el trabajo de hacer un comentario y dejarlo por escrito.

Me alegra tanto saber que éso que escribí hace ya un año, aún sigue teniendo vigencia para alguien y provoca comentarios, que no puedo menos que decirlo. Es hermosa esta permanencia que en un medio tan frágil como Internet, representada por los efímeros posts de un blog, permite  a un lector curioso,  o a un curioso nomás, mirar a la espalda.

Debe ser placer similar el que siente un escritor cuando ve que su novela, publicada hace tanto tiempo, está en manos de  alguien que la  lee. Guardando las abismales distancias, hoy me he sentido así y le doy gracias a Lorenzo que hizo el comentario a “Mi Pluma Fuente”. Estas son las pequeñas grandes cosas que construyen la vida y por las que nunca llegaré a agradecer lo suficiente a quienes debo.