JUANITO.


IMAGEN: http://www.emprendedoresperu.com


JUANITO CASUSOL se ha ido de Barranco.

Ahora debe servir sus panes con sardina, con aceitunas y los famosísimos con jamón del país especialmente preparado por él, así como la patita con maní a quienes en El Otro Lugar extrañaban su conversación sabrosa llena de anécdotas, mientras satisfacían un antojo momentáneo o hacían tertulia en el local de Grau, frente al Parque.

Ahora que Juanito ha partido, dejándonos el vacío que siempre dejan los amigos, me doy cuenta que no va a leer mis historias y no estará para llevarle -apenas aparezca- la pequeña colección que estoy juntando para hacer un librito sin mayor pretensión que contar cómo éramos los chicos barranquinos allá por los cincuenta, que crecimos corriendo por el Parque y calmábamos nuestra hambre y apagábamos la sed en su local.

Hasta vernos un día de éstos, Juanito; seguramente voy a pedirte un pan con jamón del país con poca salsa de cebolla y que charlemos.