LA INGENUIDAD


Ingenuidad, candor o creer lo que se quiere creer?

No hay otro modo de describir la recepción que tuvo en una radio principal de alcance nacional  y su rebote en diferentes medios, además de su rápida corrida por Tweeter y correo electrónico la llamada que hizo “el verdadero controlador – espía chileno”, por la cual interrumpieron al primer ministro peruano que hablaba sobre la situación con Chile.

Era, por supuesto, una patraña. Sin embargo el señor José Soto Vargas logró no sólo captar la atención, sino su momento de gloria.

Los espías no declaran, no hablan y menos envían saludos y cariños a quienes se supone son sus víctimas…por radio! Hasta en las peores novelas sobre espionaje esto no sucede.

Hoy leo en “El Comercio” una página completa explicando el caso y citando la excelente frase de Lucía Méndez: “La inmediatez es enemiga de la calidad”. Allí se alude a la también al desmentido y al rápido retiro de la información donde esta apareció. Mi antiguo profesor el Hno. Santos García S.J. decía: “Antes de decir una burrada, cállate”.

Y si este señor chileno, mitómano según parece, fuera un “elemento de distracción”? Y si su declaración rápida y sorpresiva estuviera destinada a demostrar que el tema es más bien usado por locos y bromistas y que no es serio?

Su llamada es tan evidente…

Sí, ya leí su historia de cuentos y pasadas en la página a11 de “El Comercio” hoy. He visto su foto y estoy seguro que la investigación del diario es seria. Pero hay preguntas que quedan flotando. Especialmente una que las resume a todas con sólo agregarle lo que se quiera: “Y si….?”

No sé si la ingenuidad campea o es que disimulamos. Insisto en lo que escribí en mi post “Hay humo en tus ojos” : parece que alguien cree que se puede tapar el sol con un dedo.

LAS HABAS SE CUECEN EN TODAS PARTES!


Mi amigo Carlos envía un  mail, cuyo origen debe ser argentino…

No he podido resistir la tentación de copiarlo y postearlo en “manologo”.

El periodismo es igual aquí que allá y acullá;  los comunicadores de toda laya solemos PUBLICAR nuestros errores.

 

Que avión para duro…

¡guau!

¡Oléeeeee!

Ah, claro…. los impuestos… .

¿ah?

qué atentos…

mala digestión…

¡Cuidado!

cuidado otra vez……

pobre…

… peor que en Buenos Aires…

miér…nes

futuristas.. ..

deberíamos prohibir esa enseñanza aquí también…

mi abuelo nunca me habló de este cultivo….

Llamen al Vaticano….

madre sobreprotectora. ..

¡menos mal!

o sea… un día tranquilo!