LA MUERTE COMO ESPECTÁCULO


Mecherpo-de-agua-200x300

Publiqué un post breve sobre el fallecimiento de Arturo “Zambo” Cavero. Creo que un personaje como él lo merecía todo en vida. Joaquín Sabina, en una entrevista para Caretas decía respondiendo a la pregunta de cuál era el mejor cantante español, algo así como: “El muerto, porque ya no molesta”. Palabras más o palabras menos, no llego a encontrar la cita exacta y  perdonarán la aproximación de mi memoria, sin embargo retrata duramente una realidad.

El “Zambo” Cavero fué una gloria viva de la canción criolla; era una gloria que tuvo que seguir trabajando a pesar de enfermedades y problemas. Trabajando para vivir una vida que finalmente se apagó.

Me parece que el homenaje a su memoria se guarda en el corazón de los peruanos que disfrutaban de la voz y la música de un zambo cunda, inteligente y a todas luces bueno.  Un hombre que llora al cantar es un hombre bueno.

Pero la saga de su agonía y muerte usada como un espectáculo para aumentar las ventas de diarios, la sintonía de radios y  el rating de  tv me parece abominable.

Ése “espectáculo” que prácticamente tuvo en vilo a la población de Lima (por decir lo menos), aprovechado para “robar cámara” y ganarse aleluyas con avemarías ajenas (como decían las viejas).

No creo que haya nada en contra del dolor de un pueblo, pero no se puede jugar con él y lucrar de él.

Lo que siento que se ha hecho en estos días es éso.

El sábado por la mañana, dos vendedores ambulantes de discos, en la avenida Paseo de la República, negociaban una cantidad de CDs pirata con las canciones de Arturo Cavero.  Eso sucede siempre dirán y es cierto. Michael Jackson fué un gran negocio en vida (un poco para él un mucho para otros) y un negocio mil veces mayor ya muerto, incluyendo para su papá que al parecer ponía precio a los funerales….

La muerte es un gran negocio para los traficantes de armas, para los sicarios, los cementerios, las florerías y las empresas de pompas fúnebres.  Ya esto puede ser cuestionado; pero que un hombre, cualquier ser humano, se merece  respeto es incuestionable. Y especialmente cuando muere.

El “Zambo” Cavero vivirá en el corazón y la memoria del Perú y estos tres días de terrible celebración de la muerte de quien ya no puede defenderse,  quedarán en las páginas que muestran la parte más descarnada y horrible de quienes sólo saben estirar el cuello para salir en la foto.

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

Un comentario en “LA MUERTE COMO ESPECTÁCULO”

  1. Manolo, que modo tan claro de expresar lo que como yo estoy seguro hemos sentido muchos duarnte este fin de semana.
    Las penas y renuncias por los que se van deberian refelejarse solo en los interiores de los que lo resienten.
    Un abrazo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s