LA LECHE!


leche_concentrada_y_entera Foto: ASPEC

Mala leche, buena leche, lechero, lecheronga, tres leches, lechoso.

La leche ahora en vez de en el  estómago, anda en boca de todos. La leche cierra carreteras y provoca disturbios. La leche?

En realidad es el “tarro” de leche. Ése envase al que los peruanos nos acostumbramos y que trae leche espesita, “evaporada” y que necesita ser combinada con agua para obtener el doble pero de leche “normal”.

No me detendré en leches recombinadas u otras. De pronto hago mal y ahí está la madre del cordero (que da leche, por supuesto), pero de lo que aquí quiero escribir es acerca del omnipresente “tarro” de leche. El que de inmediato viene a la mente cuando se dice leche, además de la vaca, claro. Ése que desde que yo tengo memoria, existe casi como símbolo. “Dame dos tarros de leche”  pedimos en la bodega, sin decir la marca. Y dos “tarros” de leche nos entregan, normalmente sin preguntar la marca.

Cosas curiosas de la costumbre. De la generalización. De la conversión de marcas en casi “commodities”. Nos hemos acostumbrado a que la leche viene en “tarro”. No importa que sea cara, que la lata del envase cueste un montón y que por el mismo dinero se pueda obtener bastante más del producto.

Sin el “tarro” de leche, no hay desayuno;  no existe alimentación real sin leche (aunque la lactosa haga estragos entre niños intolerantes a ella). De nada vale que los chinos no la beban y consideren al queso de leche como un subproducto fruto prácticamente de la putrefacción. De nada sirve la leche de soya porque es “mucho menos nutritiva”. Claro, un frejolito mudo no se puede comparar con una fábrica lechera de cuatro patas que dice “muuuu!”.

Curioso, “Frejolito” Barrantes instituyó (si no me equivoco) el Vaso de Leche;  un frejolito promoviendo la leche vacuna. Cosas de la vida!

La leche viene en “tarro”  y basta.No importa nada.

Ésa leche es la verídica, la que nutre, la que beben los hombres y mujeres del futuro (casi un afiche ruso de los 50,  con latas levantadas hacia el cielo por mujeres broncíneas).  Que sea más cara no es fundamental: es concentrada. Es rica. Es leche-leche. Es la de toda la vida. No se admite otra.

No será que a veces las noticias nos descubren que ésa leche se vende muy bien? No será que se le malogra el negocio a más de uno? No será que tras el tema de la leche hay bastante mala leche (como diría un español)? Porque aquí lo racional se estrella contra una muralla de creencias, atavismos y medias verdades.  Creo que hay más de un lechero, visto como suertudo, que tiene miedo de quedarse seco. O convertirse en polvo.

Y ningún gobierno se atreve a decir otra cosa. Y

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

2 comentarios en “LA LECHE!”

  1. Tomo mi vaso de leche
    Todas las mañanas
    para crecer sano y fuerte
    como mis hermanos…

    (y el coro final no lo recuerdo, pero lo último decía así):

    ………
    ………
    para servir al Perú…”

    —a ver si alguien la completa—

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s