MI PLUMA FUENTE


Imagen: http://ficcionessecretas.blogspot.com/

Es un objeto antiguo.

En ésta época de “instrumentos para escribir”, teclados, palm tops y otras alternativas, pensar en una pluma fuente puede parecer un anacronismo.  Usarla es una provocación.

Y aquí está, mi pluma fuente marca Schneider, de cuerpo amarillo con tapa negra, comprada en un supermercado limeño hace unos años al módico precio de 12 soles. Venía en una bolsita plástica y traía una caja con seis cartuchos de tinta líquida de repuesto. He sido claro: tinta líquida.

Me gusta escibir con pluma; dejarla deslizarse por el papel, hacer de pronto un dibujito y suavemente permitir que siga hacia la construcción de letras y palabras.

Es cierto que hay bolígrafos (las “birome” argetinas), lapiceros con punta de fieltro, bolígrafos con bolita flotante, “liquid pens” (que son bolígrafos nomás, con tinta más suelta) y mil posibilidades.

Pero ninguno proporciona la sensación placentera de una pluma. No por supuesto aquellas que se congestionan y atoran, dejando de trazar líneas y  escupiendo una mancha. Eso no es una pluma fuente sino un incordio. No me refiero a ellas.

Mi pluma es humilde pero fiel y rendidora. Junto con ella compré dos más; una con cuerpo rojo y otra verde, sólo por el placer de tenerlas. Alguien se las llevó sin que yo lo supiera, porque me cuidaba y me cuido de prestarlas. Una pluma “se hace a la mano” de su dueño. Este la adiestra, le da la inclinación que le parece, sacando de ella lo mejor.

Siempre les tuve camote a las plumas. Desde mi primera “Esterbrook” colegial, que se llenaba en un tintero con tinta marca “Skrip” gracias a una palanquita plateada que presionaba la entonces llamada “pichina” y que no era sino una capsulita de jebe cerrada en un extremo y que se conectaba con la pluma, dentro del cuerpo de plástico primigenio (lo supongo heredero de la famosa “bakelita”).

Tuve una de color azul como marmoleado y otra de color rojo con la misma característica, que le hurté a mi madre y que tenía grabado su nombre y apellido en letras blancas.

Yo me sentía adulto con la pluma. Los bolígrafos estaban bien y eran modernos: “La nueva Paper Mate Holiday, escribe y escribe… Escribe qué bien! Jamás falla un trazo cómo va usted a ver; su tanque de tinta es enorme también…  Es gigantesco!!” (letra del jingle de un comercial de tv en blanco y negro, con un cowboy animado que cantaba). Pero yo prefería la pluma, MI pluma, a los Parker, y otras maravillas de moda.

En Selecciones veía avisos de Parker pluma fuente y de la mítica Sheaffer con el punto blanco en el clip. Avisos donde pilotos de aviones inalcanzables escribían con pluma;  y viajeros impenitentes escribían cartas, postales y diarios íntimos dejando pasear suavemente sus plumas por el papel.

De pronto fue difícil conseguir tinta; ya no había repuesto para renovar “pichinas”vencidas o agujereadas y las manchas provocadas por la vejez de las plumas y su incontinencia tíntica hacían inservibles camisas y a veces hasta sacos.

Para mi, adolescente en camino, los bolígrafos habían ganado la batalla. Dedos limpios, “tinta seca” y banalidad exenta de misterio.

Y así pasé el colegio y más, sin recordar mis “Esterbrook” tiradas en algún cajón del escritorio, en la casa de la calle Ayacucho del Barranco entrañable.

Al dibujar y disponer de un poco de dinero, descubrí que los “Rapidograph” de Rotring ofrecían un amplio panorama de grosores de línea hecha con tinta china. Los usé para dibujar y para escribir. El 0.2 y el 0.4 me servían como caballitos de batalla para llenar cuartillas o cubrir las cartulinas Canson.

Pero en el fondo las línea tenía un diámetro preciso. No era como la pluma que con las vueltas podía cambiar el grosor de los trazos.

Los bolígrafos se convirtieron en lo que mencioné al principio: “instrumentos para escibir” de metales preciosos, de maderas exóticas y con aplicaciones. Aquí entraron también las plumas fuente volviendo de su exilio y convirtiéndose en las estrellas de la noche. Como la “Montblanc” con su, precisamente, estrella solitaria.

Hoy las plumas fuente regresaron como objetos de lujo; de ésos que uno teme mostrar porque los roban.

He tenido dos “Lamy”, una modelo “Safari”, de diseño hermosísimo y color gris oscuro en glorioso plástico con clip negro.

Hasta que descubrí las humildes Schneider (que no he vuelto a ver más).

La que me queda,  trajina geniogramas, cubre renglones y marca párrafos enteros en libros señalados. Va a todas partes conmigo y nadie se la lleva: su color amarillo (el que odiaba mi padre) la hace un poco menos que indeseable. Escribe bien y en Arequipa conseguí diez cajitas de repuestos de a seis.

Hace unos días, en una librería pregunté si tenían lapiceros de tinta líquida.

“Plumas señor?” y cuando pensé que me traerían unas Parker o Cross, sacaron dos bolsitas de plástico con lapiceros plateados adentro. “Son plumas de tinta líquida” me dijo la vendedora y agregó: “Son descartables”. Y oh maravilla, ahora tengo una hermosa pluma fuente descartable plateado brillante que escribe con tinta negra. La otra (porque a pesar de haber pedido nunca trajeron más) se la entregué a mi amiga Elena, en cuya tienda “One Way” del centro comercial Camino Real, compré mi Lamy “Safari”, que retrotrajo para mí un placer casi casi olvidado. Estoy seguro que Elena no sabe de esta historia. Pero sé que le gusta escribir con pluma.

Anuncios

Publicado por

manoloprofe

Comunicador y publicista desde 1969. Profesor universitario desde 1985. Analista y comunicador político desde 1990.

54 comentarios en “MI PLUMA FUENTE”

  1. Manolo que bien escribes.Dela puma fuente solo me acuerdo dela Parker de cuerpo negro y tapap e oro mucho mas fian y elegante que als de ahora.

  2. Mi hermano es tambien medico retirado del hospital del empleado y me dice otra cosa que la que dice el medico que escribe la carta,que es cierto que las 6 horas de trabajo las convierten el 4 y que de la consulta incentivan a los paciente a ir a sus consultorios privados,quizas notodos pero que esa es una costumbre difundida.

    \
    Ivan

  3. Hola! yo tambien soy aficionado a las plumas fuentes. De hecho solo uso plumas fuentes, tengo varias… desde Cross Townsend, Sheaffers, hasta Pelikans 800s, que por cierto son mis favoritas desde que las tengo. No hay nada como una pluma que solo chupe tinta a traves de piston. Llevo el ocasional boligrafo multiuso por si acaso me piden uno prestado, y eses es el que doy jejeje. Llevo coleccionando plumas desde que estoy en el colegio, ademas de coleccionar tintas. Mis favoritas son las Waterman y las J. Herbin, ambas francesas.

    D@X

  4. ultimamente le he perdido gusto a las cosas tecnológicas. prefiero anotar mis pensamientos en una hoja de papel porque me gusta admirar el contraste de la tinta y la caligrafia. Por el momento adquiri un Senator que es plateada y un tanto sofisticada pero pronto sere un coleccionista como ustedes. Saludos..

  5. lo que cuentas es muy interesante.
    uso plumas fuente para escribir y hacer dibujos rápidos, son geniales. no hay nada como sentirlas sobre el papel. actualmente tengo un par de Lamy, pero voy por más..

  6. Manolo.

    felicitaciones, yo tambien recuerdo que bien me sentia al escribir con una oluma fuente que en ese entonces le robe a mi padre, y tienes toda la razon es un placer escribir con una plama fuente.

  7. Manolo que bueno que me encuentro a alguien que da a las plumas fuentes su verdadero lugara en el exquisito mundo de la escritura leerte me remonto a mis tiempos de secundariano, con mi primera “esterbrook” que placer tan maravilloso escribir con ella, luego pase a una “sheaffer” con punta de iridio para dibujar con tinta china, en ese tiempo estudiaba dibujo tecnico arquitectonico y me funcionaba de perlas luego los estilografos “Rapidograph de Rotring” olos “Mars de Staedtler” de color azul preciosos, lugo los “KE de Leroy” de elegante color negro. ahhh que tiempos aquellos ahora escribo con una cross townsend verde punta de oro 18 kilates no hay placer tan grande dejar que las letras fluyan de mi pluma, tengo otra cross classic punto fino que bellezas. soy diseñador grafico y dibujo por necesidad en mi compu, pero el mayor placer es dibujar en una hoja blanca con alguna de mis plumas, sentir como se deslizan sobre ella, como una extension de mi mano es relajante, gratificante, que mas puedo decir ustedes lo saben tambien, saludos desde mexico.

  8. no quiero dejar de lado mis “sheaffer” son las de batalla tengo una negra una cromada y una verde marmoleada, lamy dos cromadas, y hasta una “pentel” no muy fina pero fuciona bien, pero mis favoritas las cross indiscutiblemente.

  9. Manolo, hasta hoy encontré tu monologo, la cual rescato una mutua nostalgia por las plumas de la primaria y los placeres, hoy descubiertos, que nos proporcionaban dichos instrumentos, te pido por favor lo envies a http://www.soloplumas@gmail.com, es de un español, Alberto” que tiene un bloog sobre plumas fuente, te va a gustar si entras.

    Lo podría enviar yo pero, sería plagio.

    Arturo desde Monterrey México.

  10. Gracias Arturo por leer.
    Aunque después de un infarto cerebral (lado derecho afectado) mi letra manuscrita es una desgracia, las plumas fuente siempre me parecieron mejores para escribir. Poqué? No lo sé, pero la letra parecía más legible y el trazo mejor. Debe ser una sensación, pero está en mi. Entraré el sitio.
    Gracias!Manolo.

  11. TENGO 60 AÑOS, DESDE EL AÑO 1967 EMPECE A TRABAJAR EN BANCOS,EN LOS CUALES HICE CARRERA BANCARIA Y EN UN BANCO YA DESAPARECIDO ACTUALMENTE, EL DUEÑO QUE ERA EL SR. GROSSMAN, A TODOS LOS FUNCIONARIOS NOS PEDIA QUE ESCRIBIERAMOS CON TINTA COLOR SEPIA, POR LO QUE EMPECE A USAR LAS MARAVILLOSAS PLUMAS FUENTE RECARGABLES CON TINTA DE ESE COLOR, UNA COSA MARAVILLOSA VER ESE COLOR DE TINTA EN LOS CONTRATOS Y DOCUMENTOS, MI PRIMER PLUMA FUE UNA SHEAFFER, QUE AUN CONSERVO, NO SE QUE MODELO ES PERO ES NEGRA CON PUNTO DE ORO. LASTIMA QUE YA NO ENCUENTRE ESE COLOR AQUI EN MI CD., UNICAMENTE HAY CARTUCHOS DE TINTA NEGRA Y AZUL, ACTUALMENTE UTILIZO UN BOLIGRAFO TAMBIEN SHEAFFER, YA QUE ES MUY PROBLEMATICO ANDAR CONSIGUIENDO CARTUCHOS, ES UNA LASTIMA, SALUDOS A TODOS LOS POSEEDORES DE PLUMAS FUENTE.

  12. Manolo; te he de decir que estoy muy contento porque el dia jueves 16 de junio 2011 compre tres plumas fuente esterbrook casi nuevas de puntos fino, medio y grueso en excelentes condiciones, yo soy fanatico de la escritura a mano y al estilo antiguo. No me arrepiento de tener varias. saludos

  13. Hola Jorge!!
    Gracias por leer y fíjate qué oportunidad…! Tres Esterbrook son una verdadera riqueza, sobre todo si están en excelentes condiciones…
    Mi infarto cerebral me hizo abandonar la escritura a mano y desde hace un tiempo sólo uso la computadora para hacerlo. Obvias dificultades y el empeoramiento de mi letra, hicieron que prefiriera “teclear” a escribir.
    Estoy haciendo los esfuerzos para retomar…con una pluma fuente, por supuesto!
    Un abrazo,
    Manolo.

  14. Gracias por leer, en primer lugar!
    Creo que lo que deberías hacer es limpiar (lavar) bien el depósito de tinta (si lo tiene y no usa cartuchos de la misma). Luego limpiar (lavar) bien la plumilla metálica y su parte posterior.
    Hazlo con agua tibia y dtergente suave. Generalmente esto pasa (el no escribir) porque la tinta se seca. Si está obstruído el conducto de paso de la tinta, remojar durante un tiempo la pluma fuente en agua caliente, suele solucionar el problema. De otro modo que las vea una persona que sepa de ellas y si no la encuentras y tú no puedes hacer nada más, que sea alguien “curioso” que con paciencia e ingenio, encuentre la solución.
    Alguien tiene más soluciones?
    Saludos,
    Manolo.

  15. manolo: encontre por accidente tu nota sobre la pluma fuente y tengo que agradecer el que hayas tomado el pulso del tiempo con el uso de las plumas fuentes… soy un joven sesentañero que desde la secundaria, en mi natal oaxaca, reuerdo y uso pluma fuente para mis notas, mis escritos, mis recados y regaños a mis hijos y nietos y sobre todo para mi firma en documentos personales… deberas, no habia reparado en el placer de usar una esterbrook, una pelikan, una parker o una sheaffer, ahora que leo tu nota, estoy emborronando unas cuartillas por el solo placer de usar mi esterbrook que hoy presisamente desenpolve del baul de mis queridas y adoradas plumas, tengo unas 15 fuentes y unas 30 de las otras, desde lamy, mont blanck, cross,gatewey hasta las desechables que se venden en las esquinas como fayuca.

    muchas gracias manolo por ese viaje a treves dela pulma fuente.

    rodrigo

  16. En primer lugara, gracias por leer y comentar!!
    Veo que tienes una cantidad impresionante de plumas fuente. Estoy seguro que además de recuerdos, te van a dar mucho tiempo de placer al usarlas.
    Siempre pensé en escribir un cuento, sobre los recuerdos que guarda de sus diferentes dueños, una pluma fuente. Es un buen modo de contar historias y lo correcro sería escribirlas con una de esas viejas amigas.
    Creo que para mí, hay un placer especial en escribir con una pluma fuente. Fíjate como su mención ha “gatillado” recuerdos y acciones.
    Mil gracias a ti por acompañarme desde México, hermoso país, en este viaje!
    Un abrazo,
    Manolo.

  17. Haciendo una búsqueda sobre plumas encontré este blog.
    Soy médico y uso plumas desde los 13 años (ahora tengo 48) en que mi padre me regaló una Parker 51. Nunca usé otra cosa y mis colegas en la universidad me miraban como bicho raro. He adquirido muchas plumas en estos años y tengo unas 90, sobre todo Parker 51. De chico conocí la casa Parker que quedaba a espaldas de la catedral, luego se mudó a Olavegoya y al irse del Perú sus técnicos pasaron a trabajar en Lau Chun de Córpac. Tengo también cuatro Sheaffer, dos Mont-blanc y algunas muy antiguas. Tengo mis proveedores en el centro que me llaman en cuanto tienen una en buenas condiciones.
    Las pluma las roto siempre, las guardo limpias pero nunca falta en mi bolsillo la 51, una sheaffer y una parker 67 de plata maciza.
    Saludos

  18. Gracias por leer el blog!
    Una pluma fuente, convendrás en ello, es inigualable para escribir.
    Yo lo he heco casi todo el tiempo y en mi bolsillo también, siempre una pluma fuente estaba presta. Ahora, infarto cerebral mediante (el tercero) ya no escribo con pluma, ni con ningún otro “instrumento de escribir”. Lo hago tecleando, con un solo dedo (porque así me acostumbré en la máquina de escribir-portátil-de mi infancia).
    Te felicito, porque por lo que cuentas, eres un verdadero apasionado. Lo0 hermoso de ello, es que uno “ama” al instrumento que permite que los pensamientos se guarden y las opiniones se perpetúen. Una pluma fuente, si revelase todo lo que ha escrito…
    Abrazo y que estés bien!

  19. Que linda nota! la encontré por casualidad acabo de comprar una scheneider por acá en México se consiguen en una cadena de papelerías y encontré también cartuchos de colores poco comunes como morado y azul turquesa, me parece una pluma nada pretenciosa y con un costo muy bajo, lo cual como bien indicas es una virtud que evita que sea atractiva para ser robada, ya he tenido otras plumas fuente scheaffer y lamy pero generalmente no salen de casa, ahora esta es mi favorita y i la llevo al trabajo y a la universidad, en combinación con mi moleskine puedo pasar horas escribiendo sobre cualquier tem

  20. ¡Mil gracias por leer!
    Es lindo saber que una nota escrita hace tanto tiempo suscita entusiasmos y comentarios como el tuyo.
    Mi “pasión” por las plumas fuente no solo viene de muy lejos (cuando estaba en el colegio) sino que veo que es muy compartida: me da felicidad ello.
    ¡Sigue tus gustos y nunca te arrepentirás!
    Escribir con pluma fuente es algo que casi no se puede describir ¡o no?
    Cariños,
    Manolo.
    🙂

  21. Hola Manolo: Yo también soy fanático y usuario consuetudinario de estilográficas, desde mis tempranos 12 años empecé con una Esterbrook J, a los 17 adquirí un juego Sheaffer con snorkel, después llegó a mis manos una Sheaffer (no sé el modelo), posteriormente una estilográfica y lapicero Montblanc, después otra Sheaffer de acero punto bicolor 14k. Finalmente, tengo una Sheaffer Balance cuyo propietario fue mi papá, mismo que falleció en 1951 y hoy la he rescatado y puesto en servicio, es la mejor de todas!!!!

  22. Los felicito a todos, saben apreciar lo bueno, sobre todo lo que el tiempo se esta llevando pero mientras sigamos soltando tinta por todos los papeles que encontremos nuestras plumas seguiran vivas. Yo estoy en una pequeña ciudad de Mexico en el estado de Tamaulipas y encontre hace ya varios años una papeleria en vias de cerrar sus puertas y tenia de oferta los puntos de repuesto para las plumas esterbrook, no necesito decirles que los compre todos, alrededor de 15 y me siento feliz porque aun no me acabo ninguno, siguen trabajando mis plumas y me dan un toque personal. saludos cordiales a todos. Jorge

  23. Es muy hermoso ver que después de tanto tiempo de escrito este post sigue siendo leído y comentado.
    ¡Gracias por hacerlo! Creo que significa que lo que dices es cierto: nuestras plumas fuente siguen vivas, para contar de todo a los que vienen y servirnos cada día para escribir o dibujar lo cotidiano.
    Un abrazo,
    Manolo.
    🙂

  24. Estimado Manolo; me ha llenado de nostalgia todo lo que he leído,sobre todo vuestro escrito. soy adicto de hace años a las plumas y la tinta. tengo 40 años de los cuales unos 28 entregados a las plumas, hace años que no uso pasta desde niño escribía como un demonio con un cálamo que era de mi abuelo que usaba cuando estaba en la marina( una reliquia de madera), lo usaba junto con un tintero pelikan. gracias por compartir tan fielmente el amor por ellas junto a nosotros. desde los ángeles, Chile.
    Con cariño.

  25. ¡Mil gracias por leer y por los comentarios!
    Me llena de felicidad saber que esta “red de plumafuénticos” es tan grande y me siento muy honrado sintiéndome socio.
    Cada una tiene su historia y siempre está ligada a la de su dueño. Esto es de una riqueza impresionante…
    Abrazo cariñoso,
    Manolo. 🙂

  26. El orgullo adolescente, de sentirse importante sabiendo que en el bolsillo del saco o en la cartera teníamos una Parker…
    Muy agradable y nostálgico su escrito.
    Hasta pronto.

  27. ustedes son gente que sabe de esto, por eso les preguntare, hace poco compre una pluma sheafer y cuando coloco mi dedo en el respiradero del plumin el huequito que tiene en la lamina y tambien cuando paso el dedo por la abertura que divide la lamina hasta la punta (creo que eso se llama gavilan) me ensucio de tinta , parese obvio que que eso sea normal por que ese es el flujo de tinta, pero quiero estar saber si es normal o esta defectuosa

  28. ¡Hola! No es que yo sepa mucho, pero no deberías ensuciarte. De pronto lo que pasa es que se está escapando la tinta por algún lado. Lo mejor sería que desarmaras la pluma y la lavaras con agua y un poco de jabón (de tocador nomás) y después la llenes de tinta y pruebes. Si vuelve a suceder, mejor es consultar con un especialista. Las plimas fuente deben escribir con tinta, no ser “fuentes de tinta”. Abrazo y gracias por leer y preguntar. De pronto otro con más conocimientos tiene otra respuesta. 🙂

  29. Tanto me gustan las Estilográficas que hasta las fabrico…. No obstante mis faboritas son mi Meinstertuk y mis humildes Esterbrook que busco en cualquier anticuario que encuentro.

    Si les resulta atractivo les recomiendo mi página de internet… http://www.lstyloplume.com

  30. Preciosos comentarios de personas que gustan de la elegante escritura con las plumas fuentes, consideradas verdaderas joyas, actualmente en manos de coleccionistas, yo soy unos de ellos.

  31. Felicitaciones a las personas aficionadas a coleccionar plumas fuentes finas, saben que es una gran satisfación escribir con ellas, junto al enorme placer de poseerlas, por su elegancia , alta tecnología y su presición.Saludos.

  32. Hola, una pregunta donde puedes encontrar variedad de plumas, yo la verdad que aca en lima no he encontrado muchas y las que tengo las tuve que comprar por internet. saludos

  33. ¡Hola! Gracias por leer…
    No tengo idea donde se puedan conseguir aquí en Lima variedad de plumas, pero de pronto en Librerías “Minerva” hay algo…
    Saludos.
    🙂

  34. Hola soy emilio y tengo unas plumas por aqui hace años que uso este tipo de lapiceras para escribir, tengo dos parker IM una negra con detalles dorados y otra cepillada con detalles dorados tambien escriben muy bien y nunca te dejan a pata. Por otro lado tengo una shaffer Prelude color cromo con detalles dorados, tengo una waterman una que no se cual es el modelo pero se comporta muy bien y la Perspective que es un caño y ya la presencia de esa pluma marca la diferencia de todas……..Y la peor y la que mas me a enamorado de todas por su peso (liviana) por su color Cepillada on detalles dorados, y el plumin de oro y bañado en oro es terrible con la suavidad que se comporta me encanto pero cual es el problema de esta poluma……….PIERDE EL TRAZO!!! HE CAMBIADO 2 Y COMPARARE OTRA EN OTRO PROVEEDOR VEREMOS QUE PASA ESPERO LA PROXIMA SEA BUENA.
    tAMBIEN M,AS ADELANTE COMPRARE UN PELIKAN, UNA LAMY Y ALGUNA CROSS.DE LA MONT BLANC NI HABLAR ALGUN DIA TENDRE TAMBIEN UNA DE ESAS.

  35. Hola : A quien me lea, creo que no le llamara la atención pues se pensara que estoy de copian, ya verán que no, porque entre humanos todos llevamos dentro algunas coincidencias, como la curiosidad y el gusto por recordar eventos de antaño y mas cuando tienen la importancia de lo que formo parte de nuestra formación intelectual que por fuerza fue el hacer uso de instrumentos diversos, en este caso es la pluma fuente y sus tintas de varios colores con la que deslizamos felizmente nuestra mano las ideas tempraneras por esos renglones con la aguilidad de nuestra juventud; yo hace muchos años he retomado muchas practicas con los diversos aparatejos u objetos que use en mi formación académica y practica como mis primeras auto clases de escribir en maquina de escribir, mis estudios de telegrafía, tomando dictados con plumas fuentes diversas hasta plumillas que se tenían que introducir en el tintero constantemente por carecer de un depósito que por gravedad regara las venas de la plumilla, hoy que los leo me pongo tal vez melancólico y saco a relucir mis ideas, aquí tengo mis plumas una Parker 51 que era de mi abuelo, ya tendrá por lo menos 80 años, 2 esterbrook que aunque no es la primera que tuve si son iguales. Que placer es revivir estadías ricas de recordar. Saludos Alfredo Valenzuela. Desde Chihuahua, Chih. 1 De Septiembre del 2015.

  36. Manolo, ha sido un placer encontrar tu escrito y el blog, soy un amante nostálgico de todo lo antiguo en especial las lapiceras fuente, en 1950, cuando tenía 12 años, mi padre me regaló una Esterbrook preciosa de color verde, no cabía en mí de felicidad y desde entonces no dejé de escribir con pluma fuente, ahora tengo 78 años y unas 40 lapiceras casi todas antiguas, Parker, Waterman´s, Conklin, Sheaffer y por supuesto, cuatro Esterbrooks que sigo usando hasta hoy, las voy rotando, como hago con las pipas.

  37. ¡Hola!
    Mil gracias por leer…
    Sí, he tenido (y todavía conservo alguna pluma fuente…; de las pipas (llegué a tener cerca de 300), solamente conservo una: la primera.
    Tengo 70 años y y no fumo (desde hace años). ¡Un gran abrazo! 🙂

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s